La Aventura del Cerro Narices 1,060 m @PNSF

bnarices

La aventura del trazado de la ruta al Cerro Narices narrada por nuestro compañero Aaron Chávez

“Teníamos casi 5 semanas sin hacer montaña  desde que volvimos del Volcán Barú, y ya el cuerpo necesitaba una renovación, limpiarse de todo lo malo que absorbes de la vida cotidiana. Contactamos a nuestro amigo Edgar y acordamos ir al Cerro Narices. Este Cerro está ubicado en la provincia de Veraguas, Distrito de Santa Fé, rumbo hacia El Pantano.

El grupo era de 4 personas incluyendo al guía Edgar. Dejamos estacionado el auto hasta donde la calle lo permitía, justo a lado del letrero que indica el Sendero de Chilagre. Iniciamos a caminar aproximadamente a las 9:00 am, de lejos se veía el Narices. De lejos, son dos picos que se unen, el de la derecha es más elevado que el de la izquierda, aparte pose una gran pared de roca lo cual hace al Cerro más vistoso desde lejos e imponente. Cerro Narices esta a orillas del río de su mismo nombre, es un afluente del Río Santa María como también los es el río Guayabo, y el río Chilagre. Según el guía existen dos rutas: una que es bordeando el río Narices, y luego subes a la montaña, según Edgar esta ruta es más fácil pero decidimos no hacerlo por lo peligroso de los niveles de las aguas de los ríos ya que estuvo lloviendo demasiados para esos días, entonces decidimos hacer la ruta directa a la cima pero más complicada.

Este Cerro es muy poco visitado, era apenas la segunda ocasión que el guía venía a su cima y ya el sendero se había perdido en medio del monte. Se hizo necesario desenfundar el machete y abrir paso entre el bosque. Una vez llegas al puente de hierro sobre el río Narices contiguo a este está el poblado de Narices, la carretera es de tierra y es solo apta para autos 4×4 y el uso de cadenas en la llanta y winches es de uso obligatorio para transistar por ellas.

383736_205320646218135_100002206024585_449863_225883362_nFoto de cima

La ruta fue difícil, mucho lodo, lluvia, sol, calor, cada vez que seguíamos hacia la cima, la caminata se hacia en elevaciones de 45° y hasta 60° de inclinación en las cuales prácticamente caminábamos sobre hojas superpuestas sobre ramas, árboles caídos, lo cual nos indica una fuerte actividad del viento en esta zona. Cada vez que subíamos más y más se sentía más el frío y comienza a aparecer bosque nuboso en la zona.

Llego un momento del recorrido que todos dejamos de conversar y nos dispusimos simplemente a caminar y a concentrarnos en el camino, eran casi las 1:30 pm y mi altímetro indicaba 700 metros de altura. En el hotel, habíamos revisado la carta y ya teníamos la referencia que Cerro medía aproximadamente unos 1090 metros. Yo utilice ese dato para dame y darle animo a los compañeros. Llegamos a la cima exactamente a las 3:00 pm es decir que nos tomo 6 horas llegar al punto.

390112_205295569553976_100002206024585_449762_647863028_nFoto de transito

La cima es un claro bordeado de vegetación y estábamos encima de árboles caídos superpuestos uno encima de otros, la única forma de ver hacia el horizonte era trepándose encima de algún árbol mal puesto, pero no valía la pena ya que una nube había cubierto el Cerro, misma nube que durante el recorrido nos regalo una pequeña llovizna que nos refrescaba, pero a la vez disminuyo la temperatura a unos 16° C.

This slideshow requires JavaScript.

foto

Ver galería completa

 

Estando en la cima disfrutando conversando de lo que vivimos para llegar allí, mientras comíamos nos reíamos y nos tomábamos fotos para el recuerdo. Llegar al Narices, lo sentimos como un logro diferente a las demás cimas que hemos hecho. Nos sentimos como cuando descubres algo, o llegas a un punto donde pocos han estado y te sientes orgullo de estar allí. Se convierte en logro personal del cual puedes sentirte orgulloso. Me quedo con las palabras de nuestro compañero Yovanis que nos acompaño por primera vez en nuestras expediciones: “Esto es lo más extremo que he hecho en mi vida”.

Cuando vimos ya eran casi las 4 pm y ya era hora de empezar a descender. El descenso hasta el punto donde iniciamos nos tomos 3 horas, llegamos al auto ya a oscuras y cansados pero satisfechos de que la misión se cumplió, lo que restaba era cenar, acostarnos a dormir ya para el día siguiente nos esperaban las Cascadas de Bermejo Extremo”

Por: Aarón Chávez

14Cerro Narices 5,97 kilómetros – Muy difícil cerca de El Guayabo, Veraguas (Panama)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s