Hoy estamos honrando a Alexander Chen Arrocha

Alexander Chen Arrocha: El sueño de su vida era ascender al monte Everest, de 8 mil 848 metros de altura, la mayor que hay en el mundo. 

Él era activo, jovial, muy alegre, inquieto y amante de los retos, muy buen amigo… así describe Mayel a su amigo Alexander Chen Arrocha, montañista panameño fallecido en el monte PumoRi, en Nepal en el 2005

Esa personalidad aventurera, que inició en Calzada Larga cuando realizaba saltos en paracaídas junto a Mayel, marcó su destino.

Chen Arrocha, luego de haber escalado la montaña de siete mil 161 metros, el 25 de marzo pasado, junto al grupo de escaladores, al comenzar el descenso cayó por una grieta de 100 metros con un nepalés y ambos murieron. Posiblemente sus cuerpos jamás sean recuperados .

Alexander era un hombre joven, soltero, que cumpliría 36 años el 22 de noviembre próximo. Graduado en el Instituto Panamericano, viajó hacia Oriente para aprender el idioma paterno; allá obtuvo un doctorado.

Residió en Chanis, junto a sus padres y dos hermanos. No obstante, hace algunos años estaba radicado en la provincia de Hangzhou, en China, desde donde se dedicaba a exportar perlas hacia Panamá, Suiza, Uruguay y Bolivia.

A principios de marzo había llegado a Nepal para realizar el sueño de su vida: ascender el monte Everest, de 8 mil 848 metros de altura, la mayor que hay en el mundo.

Junto al australiano Jay Mark Reilly, líder de la expedición, y al resto de sus compañeros se dispuso a realizar la hazaña.

PumoRi, “la Bella Hija de la Gran Montaña”, en lenguaje nepalí, se encuentra en el corazón de la cordillera himalaya en Nepal. Desde allí se contemplan las imponentes cumbres del Everest, el Lhoste y el Nupste.

El ascenso no es cosa fácil. Se debe realizar una rutina de arduo entrenamiento físico, que incluye escalar alturas cada vez más grandes.

Después del PumoRi, seguiría el Everest. Alexander, días antes del accidente, envió a sus amistades desde Katmandú, capital de Nepal, un mensaje electrónico reportando datos de su aventura en la cordillera del Himalaya.

¿Cómo están? Este es un reporte en español desde Nepal, de la expedición PumoRi 2005. Les escribe este, su servidor Alex, miembro del grupo.

En su escrito relata cómo la belleza de estos paisajes embriagan a cualquiera. Además comenta sobre la dieta rica en proteínas y carbohidratos que deben seguir para soportar las exigencias de la gran altitud y la falta de oxígeno.

“Caminamos entre los senderos de la montaña por seis horas, observando los paisajes más hermosos que se puedan imaginar: montañas con sus picos cubiertos de nieve, precipicios con sus ríos y su sonido estremecedor y, nosotros, una caravana de invasores en esta indescriptible belleza”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s